viernes, 12 de abril de 2013

Mousse de chocolate blanco

Un postre muyyyy sencillito, y muy rico (para quien le guste el chocolate blanco, claro).

Ingredientes (para 12 raciones):

- 4 claras de huevo

- 375 ml de nata líquida para montar

- 75 g de azúcar

- 300 g de chocolate blanco

- Para decorar yo utilicé chocolate negro, pero se pueden también poner frutos rojos: frambuesas, grosellas, arándanos... O mermelada líquida.


Receta:

Yo hice la mitad de los ingredientes, porque para dos que somos en casa, 12 postres me parecían muchos!

Separamos las claras de las yemas. Las yemas las desechamos (o las guardamos para otro postre).

Batimos las claras a punto de nieve. ¿Cómo se hace? Pues con la batidora de varillas, batimos los huevos a máxima velocidad, sin parar, hasta que tenga un aspecto parecido a la nata. Aproximadamente 3 minutos batiendo así. Una vez tengamos, nuestras claras montadas, guardamos en el frigorífico.

Después montamos la nata líquida junto con el azúcar. ¿Cómo se hace? En este caso, yo me apaño mejor con la batidora normal de cuchillas (no las varillas). Lo mismo, batimos a máxima potencia durante algunos minutos (hasta que se monte bien la nata, que esté consistente). Tarda un poco más en montarse que las claras, y es muy importante que la nata esté muy fría. Si te pones a montar una nata que acabas de comprar en el súper y se ha ido calentando por el camino, probablemente no te salga bien. Una vez montada, guardamos en el frigo.

Ahora fundimos el chocolate blanco al baño maría. ¿Cómo se hace? Pones una cacerola con agua y dentro otra cacerola donde echaremos el chocolate. Como veréis en la foto, yo tengo un sistema de cazo pequeño en cazo grande bastante rudimentario, pero funciona! Tened cuidado de que cuando hierva el agua no salpique al chocolate. Cuando hierva podéis bajar el fuego al mínimo, y mover poco a poco el chocolate hasta que esté totalmente derretido (sin trozos). Una vez fundido retiramos del fuego.

Dejamos enfriar ligeramente, sin dejar de remover, entre medio y 1 minuto (para no echar la nata con el chocolate tan tan caliente). Después incorporamos la nata montada y removemos con grandes movimientos, sin aplastar demasiado hacia abajo, para que no se nos baje mucho la nata (aunque siempre baja algo).

Antes de que esté todo perfectamente mezclado, añadimos las claras a punto de nieve, y con movimientos suaves, ya sí mezclamos bien todo.

Servimos en nuestras copas de postre y dejamos enfríar al menos 4 horas en el frigorífico (pero mejor si se hace de un día para otro). Una vez frío, ya podemos decorar con chocolate, con frutos rojos, con mermelada o dejarlo como está!

Ingredientes (yo he hecho la mitad de los que indico en la receta).

Montamos las claras a punto de nieve.

Montamos la nata líquida con el azúcar.
Fundimos el chocolate al baño maría.

Cuando esté bien fundido, sin trozos, retiramos del fuego. Y dejamos enfriar un minutillo (estando pendientes de que no solidifica, si es así, echamos la nata rápido, antes de que ocurra!!)
Yo he echado el chocolate fundido en un bol, después he mezclado la nata, y ahora he añadido las claras a punto de nieve.
  
Cuando ya hemos mezclado todo bien con movimientos suaves, podemos servir en nuestras copas o vasos de postre.
 
Repartimos la mousse. No echéis mucha cantidad porque es un postre muy dulce. Está muy rico, pero es un poco pesado. Si llenáis el vaso, nadie se terminará el postre!!

Después de estar toda la noche en el frigorífico, ya lo he podido decorar con chocolate negro, y ya nos lo podemos comer!