miércoles, 27 de marzo de 2013

Muslos de pollo con verduras

Una receta fácil, rica y muy sana. No lleva ni una gota de aceite.



Igredientes (para 2 personas).

- 4 muslos de pollo
- Unas patatas pequeñas de guarnición
- 1 calabacín (no muy grande)
- 1/2 pimiento rojo
- Unos tomates cherries (cantidad al gusto)
- Perejil
- Sal
- Pimienta
- 2 cucharaditas de pimentón



Receta.

Precalentamos el horno a 180º.

En el recipiente donde vayamos a hacer el asado, ponemos un papel de horno. Y colocamos nuestras patatas sin pelar y bien limpias. Espolvoreamos de sal y perejil.

Mientras se calientan las patatas, preparamos el pollo (lo lavamos y secamos). Mezclamos en un plato o bol las dos cucharaditas de pimentón, una cucharadita (rasa) de sal y un poco de pimienta.

Rebozamos el pollo por nuestra mezcla. No os asustéis por el aspecto, parece que va a quedar muy fuerte de sabor pero luego no es así.

Cortamos también nuestro medio pimiento rojo en tiras.

Cuando las patatas llevan unos 20-25 minutos en el horno, sacamos la bandeja, quitamos el papel de horno, y añadimos nuestros muslos de pollo junto con el pimiento. Y volvemos a meter al horno. En total, el pollo tendrá que estar como 1 hora en el horno.

Preparamos ahora nuestro calabacín en tiras gruesas, y pinchamos los tomates cherries.

Cuando el pollo lleve unos 25 minutos en el horno, lo sacamos (aprovechamos para darlo la vuelta, y si queremos, darle algún corte) y añadimos nuestro calabacín y los cherries. Volvemos a meter la bandeja al horno hasta completar más o menos la hora (quedaría como media hora más).

INCISO: es obvio, pero cada vez que sacamos la bandeja del horno, hay que cerrar la puerta para que no se vaya el calor.

Y ya estaría listo para servir. A pesar de no llevar nada de aceite, el pollo no queda seco, al contrario, sale con mucha salsita (por la grasa de la piel del pollo y las verduras). Podemos servir así, o reducir un poco nuestra salsa (para que no quede tan líquida) pegándole un calentón en un cazo a fuego fuerte. Yo llevaba un poco de prisa, así que no hice esto último, pero aún así, está muy bueno.

Preparamos nuestras patatas limpias y sin pelar, sobre un papel de horno, y espolvoreamos de sal y perejil.

Preparamos la mezcla de pimentón, sal y pimienta.

Rebozamos nuestros muslos por la mezcla.

¡No os asustéis por el color de los muslos, que luego no están fuertes de sabor!
Cortamos el pimiento en tiras.

Sacamos las patatas del horno (tras 20 o 25 minutos), le quitamos el papel de horno, y añadimos el pollo junto con las tiras de pimiento.

Cortamos el calabacín en tiras gruesas y pinchamos con un cuchillo los tomates cherries.


Cuando el pollo lleva 25 minutos, sacamos la bandeja, y añadimos el calabacín y los cherries. Lo repartimos bien por toda la bandeja. Volvemos a dejar en el horno 30 minutos más.

El asado está listo para servir.

La mezcla de verduras está rica rica.