martes, 20 de agosto de 2013

Cookies de chocolate blanco

No he podido titular esta receta "Galletas o cookies de chocolate blanco", como he hecho en otras ocasiones, porque éstas no son galletas, son auténticas cookies americanas. Bien hechas, quedan blanditas y absolutamente deliciosas.

Si os gustan las típicas cookies que podriáis comprar en una tienda de Londres, o las que tienen lacasitos del Subway, animaos con esta receta porque las clava.

Ingredientes (8-10 cookies):

- 200 gr de azúcar
- 200 gr de harina de repostería
- 100 gr de mantequilla
- 1 huevo
- 1 tableta de chocolate blanco (de unos 75-100 gr)
- Media cucharadita de esencia de vainilla
- 1 pizca de levadura química (como la punta de una cucharita)

Receta:

Es importante la consistencia de la mantequilla. Debe estar algo más fría de a temperatura ambiente (sobre todo ahora en verano). De cualquier modo nos van a salir ricas, pero si está muy blanca nos costará amasarlas y darlas forma porque se nos quedarán pegadas a las manos (habrá que echarse harina en las manos para hacerlo más fácil). Al contrario, si la mantequilla está muy fría, lógicamente no será fácil de mezclar con los ingredientes (por no decir imposible).

Mezclamos todos los ingredientes, excepto el chocolate, con una batidora de varillas o bien con la Thermomix, si tenemos.

Picamos nuestro chocolate blanco en trocitos.

Colocamos la masa en un bol, añadimos los trocitos de chocolate blanco y meclamos bien con las manos. Si la mantequilla estaba muy blanda, igual lo podéis mezclar simplemente con una cuchara.

Precalentamos el horno, 10 minutos a 180º.

Colocamos papel de horno sobre la bandeja. Hacemos bolas con las manos, las aplastamos contra la bandeja con la palma de la mano y después podemos modelar los bordes para que queden más redonditas (como si fuese plastilina).

Colocaremos todas lo más separadas que podamos porque luego crecen en el horno.

Metemos la bandeja de cookies en el horno. Es muy importante el punto de horno. No nos deben quedar crudas pero tampoco muy hechas. Estas cookies están más ricas blanditas (aunque para gustos los colores). Lo mejor es vigilarlas constantemente y, cuando cambie la textura de la galleta y se infle un poco, ya están hechas. En mi caso, se hicieron en sólo 7 minutos. Uno o dos minutos más ya estarían crujientes por dentro (si las preferís así). Dejamos enfría y ¡a comer!

¡Ejem! Para las fotos del paso a paso me faltan un par de ellas porque las empecé haciendo sin la tarjeta puesta... ¡Desastre! Falta la foto de los ingredientes, y la que se ve como bato con una batidora de varillas todos los ingredientes juntos, excepto el chocolate. ¡Es fácil!


Masa después de mezclarla con las varillas.

Preparamos el chocolate blanco.

Lo picamos.

Pasamos la masa a un bol más grande.

Añadimos el chocolate picado.

Mezclamos bien con las manos.



Hacemos una bola con las manos.
La colocamos sobre la bandeja del horno.
Aplastamos con la palma de la mano.



Modelamos los bordes con los dedos, para alisarlos y hacerla más redonda.





Las metemos en el horno a 180º.

7 minutos después (en mi horno), y cuando están así hinchadas y vemos que están hechas por arriba, las sacamos.

Fuera se aplastan, pero siguen blanditas por dentro.

Podéis ver que se ven como esponjosas por dentro.

En esta pila de cookies ya falta alguna. ¡Son irresistibles!