lunes, 15 de abril de 2013

Albóndigas con salsa de tomate


Hoy una receta tradicional: las albóndigas como las hace mi mami. Aunque a ella siempre le quedarán mejor!


Como las albóndigas suelen ser entretenidas, siempre hago una o dos raciones más para congelar. Como mi chico muchas veces se tiene que llevar la comida al trabajo, viene bien tener estos tuppers.



Ingredientes para 3 o 4 personas:

- 400 o 500 g de carne picada (yo la compro de vacuno, allá cada uno si la prefiere mixta)

- 2 huevos

- 1 diente de ajo gordito

- Perejil

- Pan rallado (opcional)

- Un poco de harina

- 1 cebolla

- 1 zanahoria

- 1 brick de los grandes de tomate frito (aunque solo usaremos las 3/4 partes).

- Un poco de agua



Receta:

Preparamos la carne. En un bol grande mezclaremos la carne picada, los dos huevos, el diente de ajo muy picado, perejil (como una cucharada rasa) y sal. Con un tenedor vamos mezclando bien los ingredientes aplastando hacia abajo. Como 3 o 4 minutos después, vemos que la masa empieza a ser homogénea (no se distinguen los hilitos de carne picada). Tapamos el bol y lo guardamos en la nevera, al menos 30 minutos.

Después de esos 30 minutos, podemos hacer las albóndigas. Un truco: si vemos que la masa está muy blanda y que va a ser dificil hacer una bola, podemos poner un poco de pan rallado en la masa (como una cucharada rasa) y mezclar. Con una cuchara, cogemos un poco de carne de nuestra masa, la pasamos por harina, y le hacemos una bola.

Luego se frien y las apartamos en un plato.

Picamos la cebolla muy fina, y las zanahorias en rodajas finas.

Lo sofreímos a la vez. Cuando empieza a dorarse, añadimos un poco más de la mitad del brick de tomate, y seguidamente las albóndigas. También enseguida (porque si no, puede empezar a quemarse el tomate... si es así apartar del fuego!) echamos agua hasta cubrirlas casi enteras, pero no del todo! ¡No las ahoguéis, que sé de alguien que lo hizo, y no señaló a nadie!! ;)

No os puedo decir cantidad exacta porque depende del tamaño de la cacerola donde las estéis haciendo. Podéis ver en las fotos la cantidad que yo echo. De todos modos, es mejor echar de menos, y si a lo largo de la cocción se va quedando seco o muy espesa la salsa, podéis ir añadiendo un poco más de agua.

Echad un poco más de sal (hasta ahora solo llevaba la carne).

Una vez empiece a cocer, lo vamos a dejar 30 minutos, a fuego medio, removiendo de vez en cuando. En ese tiempo, nuestra salsa espesará y las albóndigas estarán listas para comer!


Ingredientes


Juntamos la carne, el ajo picado, los dos huevos, el perejil y la sal, y mezclamos.

Cuando tenga más o menos este aspecto, tapamos y guardamos en la nevera.

Yo echo una cucharada rasa de pan rallado para endurecer un poco la masa y manejarla mejor.
Cogemos un trozo de carne y la pasamos por harina.
 
Damos forma de bola.

Freímos las albóndigas.

Las reservamos en un plato.

Picamos la cebolla finita. Yo tengo mi adorado Nicer Dicer!

Sofreímos la cebolla y la zanahoria.

Cuando están doradas, añadimos los 3/4 del brick de tomate. Y añadimos las albóndigas.

Añadimos agua hasta cubrir las albóndigas en gran parte (pero no del todo)

Una vez empiece a hervir, contamos 30 minutos, removiendo de vez en cuando, para que no se pegue, y para vigilar la espesura de nuestra salsa.
Si espesa demasiado, echaremos un poco más de agua.

Pasados 30 minutos, nuestras albóndigas están listas.


Acompañamos de unas patatitas ¡y a comer!