viernes, 19 de abril de 2013

Galletas o cookies de canela y pepitas de chocolate

Para mí, ¡buenísimas!



Ingredientes:

- 225 g de mantequilla blanda

- 140 g de azúcar

- 1 yema de huevo

- 2 cucharaditas de extracto de vainilla

- 280 g de harina

- 100 g de pepitas de chocolate negro (yo en lugar de pepitas, lo pico)

- Pizca de sal

- Para la cobertura: una cucharada y media de azúcar, y una cucharada de canela molida.



Con estos ingredientes, sale con para hacer 2 bandejas de horno, así que yo he hecho la mitad de todo. Porque si no, me salen un montón de galletas y luego me las como!!



Receta:

Mezclar la mantequilla y el azúcar con la batidora de varillas.

Añadir la yema de huevo y la esencia de vainilla y seguir batiendo.

Añadir un poco de harina y la sal y seguir batiendo hasta que no se pueda.

Añadimos el resto de harina y las pepitas de chocolate. Mezclamos un poco con una cuchara, y seguimos mezclando todo bien con las manos.

Para la cobertura, mezclamos bien el azúcar con la canela en un bol.

Preparamos, además, nuestra bandeja de horno con el papel de horno.

Ponemos a precalentar el horno a 180º

Hacemos bolas a nuestra masa de galletas (como si fueran albóndigas) y las pasamos por el bol de canela y azúcar. Ponemos la bola sobre la bandeja del horno, y aplastamos un poco con la palma de la mano. Así hasta terminar la masa, con cuidado de dejar separación entre galleta y galleta en la bandeja, porque después crecerán un poco en el horno.

Horneamos 12 minutos a 180º

Sacamos la bandeja y las dejamos ahí reposando 5 minutos.

Después las trasladaremos a una rejilla del horno, hasta que se enfríen del todo.

¡Y listas para comer!

Ingredientes.

Batimos el azúcar con la mantequilla.

Añadimos la esencia de vainilla y la yema de huevo.

Echamos parte de la harina, hasta que no podamos seguir batiendo con las varillas.

Echamos el resto de harina y las pepitas de chocolate (en mi caso, chocolate troceado) y removemos con una cuchara.

Seguimos mezclando bien con la mano.

Hacemos bolas (como albóndigas) y las pasamos por nuestra mezcla de canela y azúcar.

Colocamos la bola sobre la bandeja del horno y aplastamos con la palma de la mano.

Horneamos 12 minutos a 180º

Después de que reposen 5 minutos sobre la bandeja del horno, las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen.

Una vez frías, ¡están listas para comer!