domingo, 18 de agosto de 2013

Tallarines con carne

¡Con tomate... o blancos!
Ya sé que es una receta muyyy fácil (no es que las ponga mucho más complicadas normalmente). Quizá una de las cosas que diferencian a mis tallarines con carne de los de otros, es que yo rehogo los tallarines junto con la carne, mientras que muchos hacen el sofrito con el tomate y luego se lo añaden a los tallarines blancos. Pues bien, a mí me gustan como os explico:

Ingredientes:

- 100 - 125 gr de tallarines por persona.
- 100 gr de carne picada por persona.
- Media cebolla para dos personas.
- Tomate frito.

Receta:

 Cocemos nuestros tallarines en agua hirviendo con aceite y sal. Si los queremos al dente, los coceremos el tiempo que indica el paquete; mientras que si nos gustan un poco más hechos, habrá que ir probando pasando ese tiempo.

Picamos la cebolla en trocitos pequeños.

En una sartén con aceite rehogamos la cebolla. Cuando empiece a estar dorada, añadimos nuestra carne picada y salpimentamos. Rehogaremos todo junto hasta que la carne esté hecha.

Si hemos ido haciendo estos pasos a la vez, los tallarines ya estarán cocidos. Los escurrimos.

Añadimos nuestros tallarines a la sartén con el sofrito y rehogaremos todo junto durante 5 minutos. Si resultan muy difíciles de mover es que falta un poco de aceite. Ponemos el punto de sal.

Los tallarines están listos para comer. A mí me gustan blancos. Aunque como sé que a la mayoría de la gente le gustan con tomate, pues añadiremos tomate frito al gusto y servimos. Se le puede poner queso parmesano rallado por encima.

Nota: hemos descubierto un tomate frito artesano de Hacendado que está buenísimo, pero si no tenemos, sirve cualquiera, incluso uno casero que estará todavía más rico.


Ingredientes.

Picamos la cebolla en trocitos pequeños.

Cocemos los tallarines.

Preparamos una sartén con aceite.

Rehogamos la cebolla.

Cuando la cebolla está dorada, añadimos la carne picada.

Rehogamos todo junto.

Cuando la carne está hecha, podemos echar los tallarines cocidos.

Rehogamos todo junto durante al menos 5 minutos, y ponemos el punto de sal a la pasta.

Ya están listos para comer.

Serviremos blancos,

o con tomate... ¡De todos modos están riquísmos!